Anuncios

A mi madre…

Suavemente me meces,
susurras palabras tiernas al oído,
palabras que son solo para mí,
mientras la noche me protege
y me dejo ir, vencido.

Me envuelve tu esencia.
El olor de tus anhelos
urgentes, se  impregna
en el alma recién hecha,
que el calor de tus senos
terminará de cocer.

Soy un vínculo a tu vientre
que tatuaron en mi ombligo
Soy el nudo en la garganta
que tus pechos amamantan
en la calidez de nuestro nido.

Eres mi Madre y yo… tu niño.

Anuncios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: